Bronquitis infecciosa. Vacunación por spray en la incubadora

 

Pascal Paulet - Corporate Poultry Marketing Director at Ceva Sante Animale, Libourne.


Introducción

La vacunación por spray en la planta de incubación es una práctica establecida. Una encuesta mundial sobre incubadoras realizada en 2016 mostró que el 90% de las incubadoras utilizan la vacunación por spray de forma regular.

A primera vista, la vacunación por spray parece una técnica sencilla de dominar: hay que seleccionar el tipo de boquilla y la presión para generar el tamaño de gota adecuado y, a continuación, aplicar la pulverización para cubrir a todos los pollitos de la caja y alcanzar las vías respiratorias superiores.

En realidad, hay muchas variables que afectan a la calidad de la vacunación por spray entre las diferentes plantas de incubación, principalmente debido a la tecnología del equipo de aspersión que se utiliza.

 

Contenido

  • ¿Qué debe hacer el equipo de pulverización de la incubadora?
  • Selección de la tecnología de los equipos de pulverización: ¿cuál de ellos?
 

William Boyer, Director de Marketing del Digital & Smart Solutions Accelerator. William tiene un Máster en Agricultura especializado en producción ganadera. Comenzó su carrera profesional en Ceva hace 9 años en el Campus Ceva Desvac.

Presta apoyo técnico a los equipos y servicios de vacunación, centrándose en la vacunación subcutánea o por spray en la incubadora y en la vacunación en la granja.

Como parte de sus responsabilidades, gestiona y pone en marcha nuestros pequeños dispositivos de vacunación y los sistemas de información y recogida de datos del C.H.I.C.K Program.

 

¿Qué debe hacer el equipo de pulverización de la incubadora?

Hay 4 consideraciones principales para una buena calidad de la vacunación en spray:


1. Cobertura óptima de la caja de pollitos

Toda la superficie de la caja debe ser cubierta por el pulverizador para garantizar que todos los pollitos reciban la dosis adecuada de la vacuna IB. La tecnología de las boquillas varía en función del tipo de pulverizador que se utilice.

Históricamente, los pulverizadores de las plantas de incubación han estado equipados con boquillas de patrón cónico. Obviamente, es imposible cubrir una jaula de forma rectangular utilizando 2 o 4 boquillas de pulverización cónicas, ya que las áreas de pulverización circulares se superponen entre sí, pero dejan las esquinas de la caja fuera del alcance. Sin embargo, utilizando la tecnología actual de boquillas, tales como boquillas de patrón plano, las cajas se pueden cubrir perfectamente desde el principio hasta el final sin dejar zonas sin pulverizar.


2. Gotas uniformes del tamaño adecuado

El tamaño de gota recomendado para vacunar a los pollitos de un día es de unos 150 μm. Los tamaños de gota más pequeños aumentan el riesgo de reacción postvacunal. Los tamaños de gota más grandes dificultan la focalización en las vías respiratorias superiores para una respuesta inmunitaria óptima.

El tamaño de las gotas viene definido por dos parámetros principales: el tipo de boquilla y la presión del aire. El control de la presión del aire es algo relativamente fácil de manejar, la mayoría de los pulverizadores de incubación actuales utilizan un simple regulador de presión. Sin embargo, no todas las tecnologías de boquillas producen gotas uniformes del tamaño adecuado. Sólo las boquillas planas pueden garantizarlo. Las boquillas cónicas generan un importante solapamiento de las gotas y, por tanto, variaciones en su tamaño.


3. No hay impacto en la distribución de los pollos

El funcionamiento de muchos de los pulverizadores de vacunación actualmente disponibles podría afectar a la distribución de los pollitos de un día dentro de la caja. Por ejemplo, las paradas repentinas del transportador automático antes de que la caja entre en el pulverizador podrían causar una distribución desigual de los pollitos en la misma.

En otros casos, la manipulación manual de las cajas es demasiado brusca. La manipulación manual de las cajas debe ser suave. La distribución desigual de los pollitos en la barquilla podría causar el desperdicio de vacunas (vacuna en áreas sin pollitos) y la entrega deficiente de vacunas (aves que reciben menos vacuna de la necesaria). Evitar el desperdicio de vacunas y suministrar la dosis correcta de vacuna a cada pollito puede lograrse utilizando pulverizadores automáticos en línea bien diseñados.


4. Un volumen constante

El volumen de vacuna pulverizado en cada caja debe ser consistente. El volumen de la vacuna puede ser controlado por dos tipos de sistemas. Algunas pulverizadoras antiguas utilizan un sistema de vacuna presurizado. Desgraciadamente, estos sistemas son susceptibles a las variaciones de presión de aire que se producen dentro del sistema principal de suministro de aire de la incubadora. Se pueden observar variaciones en el volumen de la vacuna de hasta +/-50% del volumen deseado.

 

Más recientemente, los pulverizadores utilizan un sistema más fiable que consiste en una jeringa, estableciendo así, un volumen preciso. Normalmente, se acciona mediante un pistón neumático, lo que permite controlar directamente el volumen de vacuna suministrado a cada caja con variaciones casi inapreciables.

 

Selección de la tecnología de los equipos de pulverización: ¿cuál de ellos?

Los equipos de pulverización de las incubadoras pueden clasificarse en 3 tipos:

 

Cabinas de pulverización manual


Estos pulverizadores son más adecuados para las incubadoras pequeñas (<200k pollitos por semana). Las cajas se colocan manualmente y se mantienen en la zona de pulverización. Una vez detectada la caja, se aplica el spray a través de 2 a 4 boquillas cónicas. La calidad de la vacunación depende totalmente de la manipulación por parte del operario, ya que la caja debe colocarse suavemente, y no puede retirarse antes de que se complete el ciclo de pulverización. Como se ha mencionado anteriormente, estas boquillas cónicas no garantizan una cobertura óptima de las barquillas ni la homogeneidad de las gotas.


Cabinas stop & go


Estos pulverizadores son más adecuados para las incubadoras de tamaño medio (200-500k pollitos por semana). Se integran en una línea de transporte automática. La mayoría de las veces se instalan después de la contadora de pollitos. Una vez allí, la caja se para con un bloqueador neumático y, a continuación, se rocía con entre 2 y 4 boquillas cónicas. Finalmente, los bloqueadores liberan la caja. Las cabinas "stop and go" sufren los mismos inconvenientes que las cabinas de pulverización manual debido al uso de boquillas cónicas. Además, la mayoría de las veces, la distribución del pollito en la barquilla se ve afectada negativamente por la detención brusca de la misma antes de la pulverización.

 

Pulverización en línea


Esta última categoría de pulverizadores ofrece la mejor calidad de vacunación. Se instalan sobre la cinta de transporte justo después de la contadora de pollitos, o como equipo independiente. Son muy adecuados para las incubadoras medianas y grandes. La caja no se detiene, por lo que no hay pérdida de tiempo y la distribución de los pollitos en la caja no se ve afectada. El movimiento continuo de la caja permite el uso de boquillas planas: 100% de cobertura y perfecta homogeneidad de las gotas. Además, con el Desvac IN LINE SPRAY, un dispositivo puede rociar dos líneas de transporte simultáneamente, gracias a un sistema de doble brazo independiente.

 

La cobertura, la uniformidad del tamaño de las gotas, la distribución de los pollitos y el control del volumen son factores críticos para la correcta administración de las vacunas IB mediante spray. Estos 4 factores para el éxito deben ser dominados y controlados durante todo el proceso de vacunación.

Actualmente, sólo el pulverizador Ceva Desvac In Line puede proporcionar la mejor calidad de vacunación con la mejor protección de IB. La supervisión y el mantenimiento regular son necesarios para ejecutar una vacunación adecuada. Por ello, la supervisión de la vacunación en la incubadora, como el programa C.H.I.C.K., es un factor clave de éxito para garantizar la calidad de la vacunación por spray.