Vacunación contra la enfermedad de Marek con Cevac MD HVT®

 

La enfermedad de Marek (EM) es una enfermedad linfoproliferativa que afecta a pollos y gallinas (Gallus gallus domesticus), producida por un herpesvirus, y se caracteriza por lesiones neoplásicas que afectan los órganos viscerales, los músculos esqueléticos y la piel. Además causa inmunosupresión y lesiones inflamatorias en los nervios periféricos.

 

Cevac MD HVT vacuna monovalente, asociada a células, vacuna viva para pollos y huevos embrionados de gallina. Contiene el Herpesvirus de pavo (HVT), cepa FC-126. Suspensión para aplicación in ovo inyección subcutánea después de su reconstitución en diluyente estéril

 

Enfermedad de Marek

El VEM es un alfaherpesvirus también conocido como Gallidherpesvirus (GaHV-2). Todos los serotipos del VEM pertenecen a la subfamilia Alphaherpesviridae, género Mardivirus.

Se conocen tres serotipos del VEM: serotipo 1 (GaHV-2); serotipo 2 (GaHV-3) y serotipo (Meleagrid herpesvirus 1). Las cepas patogénicas del VEM serotipo 1 aisladas de pollos se dividen en cuatro clases: levemente virulentas (m)VEM, virulentas (v)VEM, muy virulentas (vv)VEM y muy virulentas plus (vv+)VEM. Los VEM serotipo 2 cubren las cepas no patogénicas, las cuales son las cepas aisladas a partir de pollos clínicamente sanos. La infección natural con dichas cepas protege contra la EM. El serotipo 3 es un VEM aislado a partir de pavos sanos. El agente etiológico GaHV-2 está asociado a células en tumores y en todos los órganos excepto en los folículos de las plumas, desde donde los viriones infecciosos se propagan hacia el cuerpo.

 

EPIDEMIOLOGÍA

La EM es prevalente en todo el mundo, y todas las manadas están expuestas al agente etiológico. Bajo condiciones naturales, la EM afecta principalmente a pollos y gallinas, pero también se ha reportado susceptibilidad en pavos, faisanes, codornices, etc. Otras especies de aves como palomas, patos, perdices, pavos reales, etc., probablemente son resistentes. La EM es observada principalmente en aves de 8 a 9 semanas de edad, mientras que en aves ponedoras la mayoría de casos fueron observados entre las 16 a 20 y 24 a 30 semanas de edad. Los pollos de un día de edad están en mayor riesgo, mientras que la susceptibilidad permanece relativamente alta hasta los 30 días de edad, disminuyendo posteriormente de manera progresiva con la edad.

En ambas formas clínicas de la enfermedad: aguda y crónica (clásica), las hembras se ven más afectadas que los machos. Las principales fuentes de infección son las aves enfermas y los portadores de virus, los cuales excretan el VEM, ya que el periodo de incubación dura de 16 a 24 días. El VEM ha sido detectado en sangre en aves de más de 2 semanas después de la remisión de la enfermedad, y durante dicho tiempo estos portadores tienen el potencial de infectar. La excreción del virus al ambiente por aves infectadas ocurre principalmente a través de la descamación del epitelio queratinizado del folículo de la pluma. El VEM maduro conserva sus propiedades infecciosas en los queratinocitos, predominantemente en el polvo acumulado alrededor de los ventiladores, calefactores y ventanas de las instalaciones en las cuales se alojan las aves, y es diseminado de una caseta a otra por medio de los sistemas de ventilación.

 

TASA DE MORTALIDAD Y MORBILIDAD

Antes de la introducción de las vacunas contra la EM, las pérdidas en las manadas afectadas variaban desde un 25-30%, hasta un 60% de mortalidad en poblaciones de pollos de engorde. Se reporta que el promedio de pollos de engorde afectados por la EM a la edad de sacrificio es del 1%, pero en algunas ocasiones excede el 10%. Después de la introducción de las vacunas contra la EM la mortalidad se redujo a menos del 5%

SÍNDROMES RELACIONADOS CON LA ENFERMEDAD DE MAREK

SÍNDROMES LINFODEGENERATIVOS

La replicación del VEM en el timo y la Bolsa de Fabricio puede inducir alteraciones citolíticas transitorias en estos órganos, seguidas de atrofia. La atrofia del timo se caracteriza por la deficiencia de linfocitos tanto en la corteza como en la médula.

SÍNDROMES VASCULARES

Los cambios asociados con la ateroesclerosis inducida por el VEM se observan en las arterias coronaria, gástrica y mesentérica.

PARÁLISIS TRANSITORIAS

Los casos de parálisis flácida relacionados con la Em son el resultados de la vasculitis y el edema cerebral vasogénico, los cuales ceden después de 2 a 3 días.

INMUNOSUPRESIÓN

La infección con el VEM es inmunosupresora y altera la susceptibilidad del huésped a otro patógenos. La respuesta inmune debilitada se debe a la infección citolítica de los linfocitos. Las células tumorales también podrían exhibir actividad supresora.

parallax background

Los signos clínicos y las características morfológicas de la EM pueden dividirse en formas agudas, las cuales se caracterizan principalmente por linfomas viscerales, y afectan sobretodo a aves jóvenes, y las formas crónicas (o clásicas), caracterizadas por lesiones nerviosas (parálisis aviar y linfomatosis ocular), yes más común entre aves de mayor edad.

 

PREVENCIÓN

Teniendo en mente que la inmunidad materna no juega un papel determinante en la protección contrra la EM y que la inmunidad en los pollitos de un día de edad aparece a las 2 a 3 semanas después de la vacunación, las medidas de bioseguridad más importante son las que limitan la exposición al VEM inmediatamente después de que los pollitos nazcan.

VACUNACIÓN

Tres clases de vacunas virales son capaces de proteger a las aves contra la EM:

- Vacunas atenuadas serotipo 1 asociadas a células

- Vacunas avirulentas naturalmente serotipo 2 del VEM asociadas a células

- VEM serotipo 3, el cual se utiliza actualmente como vacuna asociada a células, aunque anteriormente estaban disponibles como una preparación libre de células.

Las vacunas contra la EM pueden ser utilizadas solas o combinadas, y aseguran una protección superior al 90%. El herpesvirus del pavo (HVT), principalmente la cepa FC 126, proporciona excelentes resultados, pero en caso de que falle, se pueden utilizar vacunas bivalentes. La mayoría de las vacunas bivalentes que se utilizan de manera común contienen una combinación de una cepa HVT y el serotipo 2 del VEM, o una combinación del HVT y una cepa del serotipo 1.

Considerando la importancia de la inmunidad precoz, las vacunas contra la EM se aplican antes de la eclosión (in ovo) o el día del nacimiento vía subcutánea o intramuscular. En algunos casos se practica la revacunación entre los 7 y 12 días de edad. Debido al gran tamaño de su genoma, su seguridad en pollos y su estabilidad genética, el HVT también se selecciona como un vector que transporta genes externos en la creciente tecnología recombinante.